Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

La Conocida, u otra forma de hacer teatro

LAURA MARTÍNEZ | 20/11/2014
Otra forma de hacer teatro es posible.

Para leer este artículo:

Me dicen que su empresa es La Conocida, y yo, que no soy muy conocedora del mundillo de las productoras de teatro, cavilo pensando cuál de ellas puede ser la más famosa. "No, no, que se llama La Conocida", me explican mejor. Quizás el nombre todavía no le haga justicia, pero sin duda, están trabajando en ello un grupo de gente joven y con hambre de teatro, pero sobre todo, con ganas de hacer las cosas como nunca antes se habían hecho.

Esta pequeña empresa (en edad y dimensiones) es una red de creación de profesionales de diversas disciplinas que, por un lado, ofrecen cualquier tipo de servicio que pueda requerir una producción artística y, por otro, generan proyectos de propia creación. "Lo que diferencia a La Conocida es que, precisamente, no sólo es una productora de teatro", asegura Sara Núñez de Arenas, directora de proyectos en la compañía y cabeza gestora de esta nueva empresa. Y es que La Conocida ha surgido pensando en un nuevo modelo de negocio, único, exclusivo y pionero en España. "A nivel económico", sigue explicando Sara, "buscamos que nuestros servicios de producción sean consecuentes con el tipo de cliente con el que trabajamos y asumimos los riesgos al igual que lo hacen las compañías cuando estrenan un montaje". Es decir, si uno no gana, el otro tampoco. Lo cierto es que Sara me confiesa que le parece curioso que su primera entrevista sea dentro de un espacio como Business. "Es difícil entender el arte como un negocio, cuando para nosotros esto es una forma de vida. Hacemos teatro, porque no podemos no hacerlo. Con La Conocida, buscamos poder vivir, aprender y pelear cada día por hacer lo que nos gusta. Tenemos un compromiso, y es nuestra responsabilidad hacer de esto algo mejor".

Sara Núñez, directora de proyectos en La Conocida

Lo que proponen desde La Conocida es acercar las producciones al público, además de ofrecer las herramientas necesarias a los artistas para poder desarrollar dichas producciones. "En ese sentido, intentamos adecuarnos al tipo de producciones y, al igual que ellos, asumir los riesgos que conlleva un montaje yendo a un porcentaje de taquilla", explica. En este momento abarcan una extendida y diversa función de servicios como distribución, adaptaciones para personas con cualquier tipo de discapacidad, diseño de producción, gestión de públicos, asesoramiento jurídico, realización audiovisual, diseño de cartelería, etc. "Nos parece importante que exista la mayor coherencia posible entre los aspectos propios de la producción y el proceso artístico", asegura Sara. "Es prioritario para nosotros que los creadores puedan desarrollarse artísticamente y encuentren soluciones asequibles a todos los problemas que surjan a la hora de realizar un trabajo artístico".

La idea surge precisamente de la cabeza de esta joven, licenciada en Historia y Teoría del Arte. "Ya había trabajado en producción y me di cuenta que, pese a la inmensa cantidad de dificultades que encontraba para hacer teatro, era posible buscar alternativas y funcionar de otra forma". También explica que en España se realizan muchísimas propuestas de alta calidad que en muchos casos el público no llega a ver. "Compañías que desaparecen, salas que se cierran, obras que no salen de las escuelas de artes escénicas. En ese sentido creo que teníamos una responsabilidad por mostrar esas propuestas, y contábamos con los medios para dar ese soporte". Así que decidieron dejar de esperar y ponerse manos a la obra.


Sara me cuenta que ese momento decisivo llegó cuando, con su socio Jos Saldarriaga (que se encarga de los temas jurídicos en la productora), se encontraba en las esquina de la calle Echegaray de Madrid. "Mientras nos dábamos la mano cerrando nuestro embarque ¡pum! apareció Albert Espinosa… Para nosotros era toda una persona de referencia. Nos miramos y dijimos: ‘¿Sabes quién es? ¿Sabes quién es?’, e interpretamos aquello como un augurio increíble para lo que pensábamos hacer en ese momento". El nombre escogido sigue un poco el mismo camino de azar: "en mi casa las grandes preguntas siempre las resolvemos con oráculos literarios ‘¿Me quiere o no me quiere?’ ‘¿Ganará el Real Madrid la liga?’ Para darles respuesta, abrimos Ana Karenina, por ejemplo, y ponemos el dedo entre sus páginas y el bueno de Tolstoi nos dice. Decidí hacer lo mismo usando un libro de Albert Espinosa. El caso, es que lo cogí esperando un nombre teatral y magnífico, ese nombre que por fin definiera exactamente lo que queríamos hacer. Bien, puse mi dedo y LA CONOCIDA. La verdad es que aquello no era tan poético y misterioso. Así que decidí repetirlo y volvió a salir exactamente lo mismo".

Y así, hasta ahora, que han conformado un equipo plural y profesional con abogados, directores de fotografía, diseñadores gráficos, ilustradores, actores, historiadores del arte, pedagogos… Trabajan con grupos como Aldora Teatro , Pan y Vino Producciones o Caramba Teatro . Pero lo más difícil no es conformarse, si no, perdurar en el tiempo. "De cara al futuro esperamos poder llegar a una estabilidad, poder seguir eligiendo los proyectos en los que confiamos y aprender y nutrirnos de las propuestas que confían en nosotros. Obviamente queremos que nuestros trabajos lleguen a la gente, y creemos firmemente en que es necesario generar un cambio en las estructuras políticas y en la llamada "industria cultural".

Quizás también te interese:

-Cómo celebrar el día Mundial del Teatro
-‘Los Juegos del Hambre’, una obra de teatro
-Circuito de teatros otoñales por España
El arte de perfumarse
Royal Bliss, la razón por la que amarás los mixers
Todo lo que no le debes hacer a la pasta
Mercadillo del Gato, vuelve a la capital el mayor expositor de elegancia