Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Cuando los periodistas cambiaron el mundo

PABLO GRIS | 17/5/2017
Según el propio Pullitzer, la finalidad última del periodismo es la de estar al servicio del público. Por lo tanto, éste debe ser objetivo y velar por la información de la sociedad. Una información veraz y precisa. Y cuando esta información no exista, descubrirla. Esto ha ocurrido así muchas veces y, en muchas de ellas, estas han supuesto un cambio en la sociedad muy importante.

El caso más conocido es el caso Watergate. Éste quedó reflejado en la película "Todos los hombres del presidente". El caso involucró al presidente Nixon y supuso nada más y nada menos que su dimisión. El periódico Wahington Post descubrió que el presidente había robado documentos del partido demócrata, así como el espionaje que la Casa Blanca llevaba a cabo sobre personalidades de la oposición. Gracias a la fuente anónima Garganta Profunda, los Bob Woodward y Carl Bernstein consiguieron destapar la trama. Finalmente, Nixon se vio obligado a dimitir.

Otro ejemplo más reciente es el que se refleja en la película Spotlight. Este trabajo (publicado en The Boston Globe) ganó el premio Pullitzer en el año 2003 y su adaptación al cine, el Óscar a mejor película el año pasado, en 2016. Este trabajo de periodismo de investigación reflejó uno de los mayores escándalos de la Iglesia Católica: decenas de sacerdotes que cometieron abusos sexuales.

La radioactividad y sus efectos (ahora, conocidos por todos, pero no tanto tiempo atrás) también fueron destapados por el trabajo del buen periodismo. Fue el australiano Wilfredd Burchett el que hizo ver al mundo que, tras la bomba atómica, la gente seguía muriendo tiempo después por causas desconocidas. Este trabajo fue publicado en el Daily Express y tuvo una repercusión mundial, pues hizo a Occidente abrir los ojos.

Un caso parecido es el del periódico The Sunday Times y su equipo InSight. Éste destapó el caso de la talidomida, por el que cientos de personas nacieron con malformaciones. Gracias a ello, la empresa fabricante indemnizó a parte de las víctimas. Hoy día sigue habiendo víctimas que sufren las consecuencias del fármaco.

Otro Pullitzer, concretamente el del año 2004, fue concedido a otro trabajo de periodismo de investigación. En este caso, acerca de los campos de concentración. La realidad de los gulag y la represión de la URSS fue desvelada gracias al trabajo de la periodista Anne Applebaum. Gracias a él, se supo del uso de mano de obra barata que el gobierno soviético empleó gracias a dichos campos de concentración, así como los casos de mutilación a los que muchos recurrían para evitar estos trabajos.

Por último, hay muchos otros casos que es necesario mencionar: el caso GAL, los papeles de Panamá, la corrupción de Enrique Peña Nieto… Muchos son los casos de este periodismo de investigación que, gracias a los periodistas que lucharon por el bien de la sociedad, acabaron por destapar injustas realidades que estaban ocultas para el mundo entero.
Suspira, que es muy sano
¿Tienes el Síndrome Visual Informático?
¡Ropa fuera! Estos son los beneficios del nudismo
12 películas, 12 trajes