Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Este 2017 tienes una cita con Loewe y el arte

JAIME DE LAS HERAS | 8/1/2017
El mundo del arte y de la moda están muy relacionados. La innovación, la elegancia y la vanguardia se dan cita entre las mismas paredes y hablando un lenguaje parecido en el que importa lo que se cuenta y cómo se cuenta.

Por eso 2017 arranca con una particular cita artística que nos conmina a descubrir el icónico local de Gran Vía 8 de Loewe acogiendo una exposición de Ouka Leele, la mítica fotógrafa de la Movida madrileña y todo lo que ha retratado a lo largo de su carrera.

Una perspectiva fundamental para entender la evolución del arte y del reflejo madrileño que éste ha tenido en los últimos treinta años a través de la música, el cine, la pintura y por supuesto, la moda.

Teñida de un surrealista estilo del humor y haciendo gala de su técnica de intensas acuarelas sobre blanco y negro, Ouka Leele ejerce de guía a través de una época de la que fue parte activa y que no se limita a estar expuesta. Un trabajo, basado en su serie ‘Peluquería’ que compartirá espacio con las legendarias creaciones de Lowee en un espacio único donde arte y moda se ensamblaran desde el próximo 11 de enero y que cualquiera podrá visitar hasta el 26 de febrero.


Una de las imágenes de la colección que se podrá ver en Gran Vía 8.

Pero este no es el único compromiso de Loewe con el arte en este 2017. A través de la Fundación Loewe la firma presenta al mismo tiempo en su tienda de Miami un proyecto conjunto que reúne los trabajos de William McKeown y John Ward y que será visitable hasta el día 31 de marzo.

Dos concepciones distintas de la creación, una desde la pintura (McKeown) y otra desde la artesanía (Ward) que Loewe ensambla en el mismo espacio cautivando al espectador por la luz, el cromatismo y la naturalidad de los materiales empleados.

Los impactantes óleos de McKeown y su policromía sobre el plano trascienden de la propia abstracción para reflejar sentimientos tan humanos como el sosiego o la calma, algo a lo que colabora de manera notable su devoción por no tratar las superficies de los lienzos.


El hórreo que Anderson hizo llevar a Miami.

Al mismo tiempo se recupera la obra cerámica de John Ward y las cuarenta vasijas que expondrá, relacionadas al mismo tiempo con el hórreo que Anderson hizo traer desde Portugal para instalarlo en la tienda Loewe de Miami. Es en esta fusión de lo antiguo y lo moderno con la devoción por las formas la que lleva a dotar de vida a cada elemento presente en la colección, aparcando los convencionalismos que se deriven del arte.

Historias entrelazadas que hilvanan, como los hilos de Loewe, caminos que germinan a través del arte y que relacionan entre sí tiempos y culturas muy diferentes para demostrarnos una vez más que la moda y el arte son almas gemelas.
Sólo estos tres ingredientes para hacer una 'viagra natural'
El libro que cambió a los famosos
Los mitos del zumo de naranja
Citymapper te guía… y te pone el transporte