Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos
Acerca de...
147 o más viajes y casi 90.525 fotos después nos dimos cuenta de que las mejores experiencias no cabían en nuestros artículos y apps. Pero aquí sí. Somos José María de Pablo y Mikel Marqués, viajamos juntos y hacemos www.smarkmagazine.es
Smark
 

El significado de ser hotel sostenible en Costa Rica

JOSÉ MARÍA DE PABLO | 31/10/2016
Últimamente se oye mucho hablar sobre turismo sostenible, eco-hoteles y otros conceptos con los que la industria turística se quiere ganar a los viajeros con conciencia ecológica. En la mayoría de los casos el compromiso con el medioambiente se limita a colocar el prefijo "eco" en páginas web y folletos. Sin embargo, hay un destino, Costa Rica, que no solo se ha tomado muy en serio convertirse en líder mundial en turismo sostenible, además ha desarrollado un sistema de Certificación para la Sostenibilidad Turística -CST- que permite a las empresas que superen los requisitos lucir un logotipo que significa que de verdad se esfuerzan por ofrecer un producto sostenible.

Para lograr el distintivo CST deben usar equilibradamente los recursos naturales y culturales de su entorno, desarrollando una actividad empresarial rentable empleando a la población local, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de la gente y al desarrollo del país. Ya son 342 empresas las que se han comprometido con la salud del planeta en Costa Rica, pero nosotros solo hemos podido conocer in situ estos cuatro eco-lodges:


Luna Lodge (5 niveles CST)

Oculto en el bosque tropical de la Península de Osa, al sureste del país, este hotel es el resultado de 25 años de lucha de su dueña, Luna Wedmore, por mantener intacto el paisaje y la fauna que habita en la zona. El empeño ha dado sus frutos y Luna Lodge es el lugar idóneo para tomar conciencia ecológica mientras se disfruta de uno de los rincones menos frecuentados del país en el que no es extraño cruzarse camino de la recepción con algún ejemplar de fauna salvaje.

Luna Lodge tiene cabañas y habitaciones en el edificio principal, pero su producto estrella son las tiendas "nature-lover", situadas sobre una plataforma aisladas en medio de la selva con increíbles vistas a las copas de los árboles.


The Harmony Hotel (5 niveles CST)

Playa Guiones es célebre por la calidad de sus olas los 365 días del año. Allí está The Harmony, un hotel regentado por una pareja de surferos americanos con un estilo glamouroso relajado. Rodeados de colibríes y monos aulladores, los huéspedes pasan a formar parte de una comunidad creativa en la que se comparten y fluyen las ideas. The Harmony Hotel apoya proyectos locales, cría sus propios animales en una granja y cultivan plantas autóctonas en el jardín para alimentar y dar cobijo a los animales autóctonos; también compensan la huella que deja cada huésped plantando árboles en la comunidad.


Tree House Lodge (5 niveles CST)

Probablemente uno de los hoteles más románticos de Costa Rica. Tree House Lodge está integrado por cinco casas totalmente diferentes y aisladas por la vegetación de un jardín botánico, todas a solo unos metros de las playas Punta Chiquita y Punta Uva, en la costa caribeña de la provincia de Limón.

La hora mágica en el lodge empieza a las 4 de la tarde, cuando los locales invitan a los visitantes a jugar al voleibol en la playa, mientras otros se animan a descubrir en un kayak la biodiversidad del manglar que protege el litoral caribeño costarricense.



Punta Islita (5 niveles CST)

Estratégicamente colocado en lo alto de una colina muy cerca de la costa del Parque Nacional Manuel Antonio, el Hotel Punta Islita es el lugar idóneo para venir con un grupo pequeño de amigos. Al incentivo de disfrutar del atardecer en la infinity pool hay que añadir una oferta de ocio muy variada que va más allá de las típicas eco-aventuras. La actividad más requerida son las clases de cocina tica (como se conoce familiarmente a los costarricenses), de coctelería e, incluso, una en el que te enseñan a preparar el popular ‘café chorreado’.


Hacienda Guachipelín (3 niveles CST)

Esta antigua hacienda del siglo XIX se encuentra a los pies del Volcán Rincón de la Vieja, en Guanacaste. Desde hace 40 años la Hacienda Guachipelín, que cuenta con 1.400 hectáreas de terreno, es propiedad de Tomás Batalla, un criador de caballos españoles, que ha decidido crear en sus tierras una comunidad sostenible energéticamente autosuficiente. El agua caliente se obtiene a través de la electricidad producida por paneles solares y un molino de agua.

La explotación turística, que incluye 64 habitaciones y actividades como cabalgatas y aventuras en la selva, es compatible con la creación de áreas dedicadas a pastos con otra de conservación del bosque tropical seco.

Más información sobre Costa Rica y sus establecimientos sostenibles en la web de VisiteCostaRica.

Si quieres viajar más, síguenos en Twitter en SmarkApps (@SmarkApps) y en Instagram.