Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

El sueño masculino hecho realidad, beber cerveza en la ducha

DANIEL AVENIDA | 11/1/2017
¿Quién no se ha pegado una buena ducha y ha pensado, mientras el agua caliente le caía sobre la nuca, "qué bien me sentaría ahora una cerveza"? Y mejor ni hablamos de la misma situación cuando es una bañera la que nos espera, cargada de agua y espuma, y un paquete de cigarrillos apoyado en el borde.

Porque estos momentos de paz se cuentan con los dedos de la mano, y más hoy día, cuando el trabajo, la familia o las mil y una cosas que debemos hacer durante toda la semana apenas nos dan un respiro para dedicarnos, aunque sea durante media hora, algo de cariño a nosotros mismos.

Puede que este sea el motivo por el que PangPang Brewery y la agencia Snask se sentaron frente a una mesa, no sabemos si con alguna bebida de por medio, y hablaron sobre la necesidad de crear una cerveza para consumir específicamente en la ducha.
Frederik Tunedal, fundador de la compañía, habló con la revista Vice sobre el tema: "Quería optimizar la experiencia de tomarse una cerveza en la ducha, así que buscamos la forma de personalizar esta bebida para tan magnífica ocasión".

Con un volumen de alcohol del 10%, se trata de una cerveza dulce y fuerte al mismo tiempo, perfecta para introducirnos con ella en la ducha -evitando siempre que nos caiga agua y jabón dentro, claro- y disfrutar de nuestro "necesario momento de soledad".

No sabemos si la cerveza sueca -sí, porque es sueca y se nos había olvidado decirlo- llegará pronto a España, aunque nos ha interesado más la idea de romper con la rutina y dedicarnos un rato a nosotros mismos, lejos de tanto grito y tanta obligación diaria.

Puede que, hasta entonces, tengamos que encerrarnos en nuestro minúsculo baño, sin sitio para apoyar una lata de marca blanca, y procurando no tirarla cuando levantemos los brazos para frotarnos las axilas. Pero no importa; la cosa es quererse a uno mismo, aunque sea en un espacio demasiado pequeño y con una cerveza de lo más corriente.

Larga vida a la soledad.
Si te gusta viajar, échale un vistazo a estos trabajos
Así tienes el pelo y así sufre en verano
¿Entrenar mejor a base de café?
Septiembre era una de las pocas cosas que llegaban