Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Cuando las espinacas se pusieron a buscar bombas

DANIEL AVENIDA | 5/11/2016
¿Recordáis esas películas de espías en las que inesperadamente sonaba un teléfono y el protagonista respondía a la llamada quitándose el zapato? Todos aquellos "gadgets", ocultos en cualquier objeto cotidiano, nos parecían pura ficción cinematográfica. Pero después llegó internet, las tablets, los teléfonos inteligentes y el resto de la "parafernalia actual" que nos hace la vida "un poco más fácil".

Ya nadie se sorprende cuando ve una película de espías, pues hasta el "más loco" de los inventos nos parece perfectamente posible (y si no, nos decimos eso de "dale tiempo y verás"). Porque la tecnología avanza hacia el surrealismo a pasos de gigante. Y la última prueba de esto se encuentra en una planta.

El Instituto de Tecnología de Massachusetts ha diseñado un sistema que permite a las plantas, tras situar unos pequeños cilindros de carbono en el interior de sus hojas, detectar sustancias químicas que suelen emplearse en la fabricación de explosivos.

Le han dado el nombre de "plantas nanobiónicas", ya que pueden, mediante el dispositivo que mencionábamos, enviar datos "en tiempo real" de forma inalámbrica.

El secreto se encuentra en los nanotubos de carbono, unos microcilindros que los científicos instalaron, a modo de prueba, en plantas de espinaca, y cuyas paredes están formadas por átomos de carbono en redes hexagonales.

Al detectar sustancias químicas "peligrosas", tanto en el agua como en el aire, los nanotubos emiten una señal fluorescente que informa inmediatamente al centro de control, pudiendo monitorizar el lugar a través de un teléfono móvil.

El estudio no se detiene ahí, señalando como objetivo el desarrollo de una tecnología "capaz de detectar cualquier sustancia", lo que permitiría, entre otras cosas, su aplicación en lugares públicos con alto riesgo de ataque terrorista.

Ya no podremos mirar de la misma forma a las espinacas.

Y parecían tan "calladitas" ellas…
BBC y series, sinónimo de calidad
Ocho errores de principiante a la hora de ligar
¿A qué hora del día eres más guapo?
Y al final… la montó Warren Beatty