Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Guía para conocerte a través de tu letra

LAURA MARTÍNEZ | 3/1/2017
¿Te has parado alguna vez a observar qué tipo de letra tienes? Pequeña o grande, con un trazado que se va declinando o elevando; si en las palabras conectas las letras o no, si éstas se inclinan hacia la derecha o hacia la izquierda… la forma en la que escribes puede determinar qué tipo de persona eres, según muchos especialistas, analistas y psicólogos. Jane Paterson nos ayuda a descubrirnos a través de un sencillo libro que escribió y publicó en la década de los setenta: "Know yourself through your handwriting" (conócete a ti mismo a través de tu letra). Siguiendo sus indicaciones y descripciones, podremos determinar cómo es nuestra personalidad (o no). Os detallamos algunos de los rasgos más importantes que Paterson escribió sobre el tipo de letra y qué determina sobre el individuo.

Si escribes con letras grandes o pequeñas

Escribir con letra grande es un signo de ambición. Aquella persona siempre piensa ‘en grande’ "como la letra" cuenta Paterson, por eso suelen ser muy exitosas y les gusta ser el foco de atención. Muchas estrellas de cine, cantantes de pop y demás celebridades coinciden en este tipo de ortografía. Por el contrario, individuos que tienen una letra más pequeña, suelen ser mucho más modestos. Explica Paterson que tienden incluso a sentirse inferiores a los demás. A pesar de todo, tienen los objetivos que quieren alcanzar muy bien marcados y se concentran mucho en los detalles.

La inclinación de tus letras

La inclinación de tu ortografía también puede identificar tus rasgos más característicos. Por ejemplo, Paterson afirma que, si escribes inclinando las letras hacia la izquierda, serás más propenso a esconder tus emociones, además de ser más reacios a salir de "tu burbuja vital" y combatir el mundo. Muchos historiadores y documentalistas coinciden en una ortografía inclinada hacia la izquierda. Por su parte, una letra que suele ladearse hacia la derecha representa a individuos a quienes les encanta socializarse y no tienen miedo de demostrar sus sentimientos, formando parte de la vida de manera muy activa.

Jane Peterson también analiza aquellas frases que tienen distintas inclinaciones, es decir, que cada palabra tiende a ladearse a un lado distinto. Ese suele ser el caso de una persona totalmente imprevisible, que cambia constantemente sus opiniones y sus apetencias. "Esta tendencia suele darse en adolescentes, personitas que todavía están experimentando todo tipo de pensamientos e ideas". Si no tienen inclinación de ningún tipo, entonces la ortografía es vertical. En este caso la persona suele ser organizado, con mucho autocontrol, calmado y neutral.

La amplitud de las frases y palabras

Jane Paterson asegura que aquellas personas con una letra estrecha, es decir, que no se expande a lo largo del folio, suelen ser individuos muy cabezones y con visiones muy restrictivas. También son muy disciplinados y con mucha fuerza interior, pero esto puede que quede oculto bajo una manta de timidez e inhibición. Aquellos que, por el contrario, escriben de manera ancha y ocupando mucho espacio suelen ser personas desinhibidas, sin vergüenza alguna. Si se proponen algo, son muy capaces de perseguirlo porque suelen ser muy ambiciosos. "Una de las características de esta gente es que le encanta viajar. Siempre los verás de un lado a otro porque son muy impulsivos".

Ortografía regular o irregular

Igual que una letra que sigue un patrón regular es disciplinada y simétrica, así es la persona. "Individuos con esta ortografía detestan llegar tarde (y que los demás también lo hagan) a cualquier reunión de trabajo, quedada con amigos o a una cita romántica". Sin embargo, aquellos con letra irregular suelen ser más desordenados, indisciplinados y no tienen muy seguro de lo que quieren hacer en su vida. A pesar de esto, suelen individuos con una capacidad creativa muy acentuada.

La conexión de las letras

Paterson asegura que aquellos individuos que escriben con letras separadas y desconectadas, se concentra más en el detalle que en el ‘total’. "Pueden parecer el tipo que nunca observa los logros que has cometido, pero que en cuanto te equivocas no lo pasa por alto". Las letras que se conectan entre sí suelen pertenecer a personas sociables y cuya conversación fluye de manera muy natural porque entiende de relaciones "puesto que han desarrollado mucho la empatía".
Pero no sólo la conexión de las letras nos dará una pista sobre la personalidad de la persona, sino la manera en la que liga las letras. Por ejemplo, conectar las letras como si fueran guirnaldas (un trazo que va de arriba abajo en forma de U, con un movimiento muy fluido y fácil para el lápiz); en forma de puentes (un trazo que va de abajo hacia arriba en forma de U invertida); o en forma de ángulos, es decir, que las letras quedan como una figura geométrica formada por dos rectas que se cortan. Aquellos que conectan las letras en forma de guirnaldas suelen ser personas amables, receptivas y muy poco agresivas, por el contrario, aquellos que conectan las letras en forma de puentes, esconden sus pensamientos y emociones, y nunca tienen en cuenta la opinión de los demás para tomar sus propias decisiones. "Sueles encontrarte este tipo de ortografía en escultores, pintores o artistas", explica Jane Paterson. Por última, las conexiones en ángulo representan a personas que no llegan a ser ni tan introvertidos, ni tan sociables. Suelen ser individuos firmes en sus creencias, pero dispuestos a escuchar, con una sensibilidad desarrollada a la vez que detestan el compromiso.

Tendencia de las líneas

Escribir recto es cosa de personas autoindulgente, a quienes les gusta vivir y quieren sacar todo lo bueno del momento. Aquellos que escriben con líneas que van cayendo a medida que se deslizan su lápiz, suelen ser individuos pesimistas con muy poco sentido del humor y que "no saben reírse de sí mismos". Por el contrario, aquellos que el bolígrafo se les va hacia arriba son personas que se emocionan con casi todo, optimistas, positivas y que se niegan a que nada les cambie el buen humor del día.
Descubre con Alejandro Rivers el nuevo Microsoft Surface Pro
Tequila vuelve a saltar por España
Los artistas ingleses se unen contra el fuego
7 señales por las que deberías cambiar de empleo