Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

10 fundamentales de Chuck Berry

JAIME DE LAS HERAS | 19/3/2017
Padre, pionero y amante fiel podría ser el epitafio de Chuck Berry. Padre del rock & roll, pionero de la música moderna y amante de la guitarra eléctrica en su más amplio sentido. El genio de Saint Louis que fundió en sus largos dedos sobre seis cuerdas todo el blues y jazz que había recogido para trasladarlo más allá.

90 años de vida y una inmortalidad musical que ya le pertenecía por derecho desde hace décadas y que ayer se extinguió en su forma terrenal. Pero no importa, o no tanto, puesto que Berry inoculó aquel virus vibrante y contagioso en todos aquellos que alguna vez han amado a una guitarra eléctrica.

No nos legó sólo su música, sino también una forma de entender la vida. Una revolución pacífica a base de licks y riffs que conquistó medio mundo y dio sentido al otro medio. Así fue Chuck Berry y así queremos recordarle.

1. ‘Johnny B. Goode’

Pura esencia del rock and roll, corría el año 1958 y mientras Estados Unidos se dejaba seducir por los encantos de la Motown, los ritmos sureños de Berry contagiaban el país de este a oeste.



2. ‘Promised Land’

La receta perfecta para sacudir conciencias y mover esqueletos. Convertir a los no creyentes del rock en los más fervientes defensores con este alegato a favor de los desheredados. Era 1972 y la población negra de Estados Unidos clamaba con fuerza para recuperar sus derechos.



3. ‘You Never Can Tell (C’est la vie)’

Imposible no arrancarse con otro de los clásicos atemporales de Berry. Una canción que nos traslada a Misuri, a Louisiana y al paradisiaco encanto de los bayous del sur de Estados Unidos con aromas criollos. Y sí, también nos lleva a Pulp Fiction y a Uma Thurman.



4. ‘Roll Over Beethoven’

Sólo Berry podría ser capaz de dar cabida a Ludwig Van Beethoven entre sus acordes y que nunca sonara como un sacrilegio. De genio a genio, con más de un siglo de diferencia pero la misma pureza. Seguro que el temperamental compositor de Bonn no habría torcido el gesto ante la potencia de Berry.



5. ‘Maybellene’

Considerada por los expertos como la primera canción de rock and roll. Historia de la música con mayúsculas a través de un Cadillac y una chica. Un icono generacional surgido en 1955 que convirtió enseguida a Berry en un superventas en todo Estados Unidos.



6. ‘Memphis, Tennesse’

Pocas regiones de Estados Unidos ejercen un influjo mayor sobre los músicos que el valle del río Tennesse. Sus aguas han inspirado a músicos de toda condición desde hace generaciones y obviamente Berry no dejó pasar la oportunidad de desenfundar la guitarra y convertirla en un rasgueo permanente.



7. ‘Let It Rock’

Cuando una leyenda como Chuck Berry te ordena quitarte la melena y rocanrolear no queda más remedio que aceptar la realidad. Dedos mágicos situados sobre las tensas cuerdas de su legendaria Gibson ES-335, no hay vuelta atrás posible.



8. ‘No Particular Place To Go’

Si hay un refrán castizo que pudiera definer a Berry sería ‘carretera y manta’. Kilómetros de polvorientas carreteras, una furgoneta, una banda y un calendario lleno de conciertos a través del Medio Oeste. Tocar y vibrar, no había que pedir nada más.



9. ‘You Can’t Catch Me’

Puede sonar premonitorio pero la verdad es que esta canción de 1956 ha servido perfectamente para ejemplificar la carrera de Berry. Sencillamente inalcanzable, algo que ni tan siquiera llegarías a imaginar. Un genio capaz de huir con el duck walk antes de que te des cuenta.



10. ‘Brown Eyed Handsome Man’

1956. La discográfica Chess Records de Chicago se da cuenta de la joya que tiene en sus manos con este músico que mandó sus maquetas por correo después de conocerse. Un sello prestigioso que alcanzó con los punteos de Berry el mayor éxito musical de los cincuenta. Simplemente impresionante.


Pero, ¿cuánto debe durar el sexo?
Adiós, Goethe, adiós
¿Tienes 6.000 euros ahorrados? Podrías comprar el álbum de cromos Panini más caro de la historia
10 verbos que no sabes conjugar