Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Grecia en cinco platos

Se acerca el fin de semana y hoy queremos traeros una opción perfecta para invitar a comer a tus amigos y que sea todo un éxito.

JAIME DE LAS HERAS | 7/1/2017
Lo haremos de la mano de la cocina griega, una fusión única entre la comida de ambas orillas del Mediterráneo, un menú único para sentirte como el mismísimo Ulises.

Para leer este artículo:



Como toda cocina mediterránea que se precie, la base de la gastronomía helena se basa en productos muy frescos de la tierra, el uso de especias aromáticas para darle ese toque oriental a los platos y suaves salsas con las que acompañarlos.

La cocina griega es una de las más equilibradas del mundo y al igual que la española, comparten su predilección por el aceite, el pan y el vino. Con estos ingredientes y algunos toques más, descubriréis una de las cocinas más saludables de Europa. ¡Manos a la obra!

Comenzaremos por los aperitivos, uno de los emblemas griegos, una buena comida no puede empezar si no hay sobre la mesa varios tipos de entrantes, acompañados de pan de pita para poder untar estos productos en él.

Nosotros te recomendamos un clásico tzatziki y una ensalada griega. El tzatziki es una salsa cremosa con una base de yogur griego al que se le añade pepino fresco (http://esquire.es/blogs/mumumio/el-pepino-fresco-y-saludable) rallado, aceite, limón y un toque de ajo. Puedes además experimentar tus propias mezclas añadiendo tomillo, perejil o menta.

Para nuestra ensalada griega necesitamos cuatro ingredientes básicos sobre los que cimentar el plato: Queso feta, aceitunas Kalamata (http://esquire.es/blogs/mumumio/buenas-aceitunas-mejores-aceites), tomate y pepino. Con estos cuatro ya tendríamos una ensalada casi perfecta, sólo faltaría añadir un toque de aceite, pimienta y orégano. Además puedes añadirle otros vegetales como el pimiento o la cebolla.

Lo mejor de la cocina griega es que no supone un atracón de entremeses. Con ello dejamos suficiente apetito para atacar a los platos principales. El rey y la reina de la mesa griega, el Souvlaki y la Musaka.

El souvlaki es una magnífica opción para comidas al aire libre, consiste en suculentas brochetas de carne marinada (principalmente cordero) cocinada sobre brasas y a la que se le añaden diversos vegetales como pimiento o tomate. Pero si con el souvlaki no fuera suficiente, llega en su ayuda la musaka, el plato estrella de la cocina helénica, donde intercalamos capas de berenjena, tomate y carne picada que hornearemos hasta que quede crujiente. El origen de la lasaña se encuentra en este plato tradicional griego que además permite un sinfín de elaboraciones distintas, ya sea con otras carnes u otras verduras.

Para rematar este festín digno de la Ilíada, te traemos el postre, algo complicado de pronunciar pero a la altura de su sabor. El Galaktoboureko, un pastel cremoso por dentro y crujiente por fuera, con un interior parecido a la crema pastelera y un exterior dorado, te dejamos aquí la receta de este plato.

Por último y fundamental, no olvides remojar todos estos platos con vinos de la tierra. Te recomendamos que recurras a vinos blancos para los entremeses como el Gaia, Notios Blanco y para los platos más contundentes un buen vino tinto como el Agriorgitiko Boutari. Remata la comida por todo lo alto con un brindis de Ouzo, una especie de anís dulce para coronar cualquier celebración.
El arte de perfumarse
Royal Bliss, la razón por la que amarás los mixers
Todo lo que no le debes hacer a la pasta
Mercadillo del Gato, vuelve a la capital el mayor expositor de elegancia