Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Sylvia Beach, madre de la literatura moderna

DANIEL AVENIDA | 14/3/2017
Hoy hace 230 años que nació Sylvia Beach, fecha que estábamos esperando para tener una excusa y hablaros de lo mucho que nos gusta y de cuántas cosas hizo por la literatura -y por los escritores, que sin ellos no habría nada que leer-.

Y es que Sylvia Beach fue una de esas personas cuyos actos se esconden detrás de la genialidad de otros, pero no por ello dejan de ser geniales, pues sin Sylvia, y lo decimos claro, son muchos los que jamás hubiesen llegado a ser quienes fueron.

Corrían los años 20 cuando Sylvia se encargaba de una pequeña librería en Paris. Se llamaba Shakespeare and Company, y por allí pasaban escritores y lectores de toda clase. Puede que a muchos os suene por aquel libro de Hemingway, Paris era una fiesta, en el que Ernest hablaba de la importancia que tuvo esta librería para él, y de cómo Sylvia le prestaba libros y le decía que no se preocupase por el dinero, que ya se lo pagaría cuando tuviese. Eso contaba de Sylvia, y a cualquiera se le pone una sonrisa al pensar que ella lo hacía por amor a los libros, sin saber que aquel hombre se convertiría, muchos años después, en Premio Nobel de Literatura.

Sería suficiente con esta historia de Hemingway, pero la verdad es que hay mucho más. Sólo por mencionar alguna cosa: el Ulises de Joyce, obra fundamental de la literatura, fue editado por primera vez en 1922, y la encargada de aquella edición fue nuestra admirada Sylvia. ¿Cómo os quedáis? Pues igual que nosotros, con los ojos como platos y unas ganas enormes de darle un abrazo a esta mujer.

Ah, y no nos olvidemos de las reuniones improvisadas, cuando la librería se llenaba con personajes de la talla de Larbaud, Becket, Ezra Pound y Gidé (entre otros). Ojalá hubiésemos podido pasar por allí en aquella época, aunque fuese sólo a mirar entre las estanterías, para acabar parados frente a Sylvia y decirle "gracias, Sylvia, por mí y por todos mis compañeros". Así sabría cuánto la admiramos y lo mucho que la echamos de menos.

Otro año más, Sylvia. Otro año más.
La bebida que te asegura buenas jornadas de sexo
Samsung Galaxy S8 y Silbon: hablemos de crear sin límites
Los beneficios de descubrir la versión original y el subtitulado
El método que educó a los rusos y a El Joker