Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

La dorada codicia de Matthew McConaughey

DANIEL AVENIDA | 9/3/2017
Matthew vuelve, sí señor, y esta vez lo hace con poco pelo y unos kilos de más. El motivo para tanto ‘descuido’ es Gold, la nueva cinta que protagoniza el gran actor de apellido imposible y de la que vamos a hablaros -pero poco, que es mejor verla-.

La historia es sencilla (y lleva consigo esa frase que tanto gusta, "basada en hechos reales"): Kenny Wells, un empresario que a finales de los ochenta ve cómo el negocio se le tuerce un poco, decide probar suerte en Indonesia, a ver si por allí las cosas le van mejor y encuentra algo de oro. Se introduce entonces en los confines de la jungla con la esperanza de dar un giro a su vida, y la historia le sale bien. Bueno, más o menos bien, porque todo lo que sube termina por bajar, y la dicha de Kenny no iba a ser la excepción. Este es, muy resumido -y de forma facilona-, el argumento de Gold. Ahora vamos con otras cosas interesantes.

23 kilos. Sí, sí, 23. Eso tuvo que engordar Matthew para la película. Porque el guion exigía un protagonista medio calvo -o semialopécico, según se prefiera- y semigrueso -o medio gordo, lo que ustedes elijan-. El caso, que el actor se divirtió a base de hamburguesas y cervezas (declaraba en una entrevista para ET Canada), y luego tuvo que perder lo que le sobraba con un ayuno de diez días (y otros tantos meses de dieta estricta). Así fue como el señor McConaughey ganó 23 kilos y luego los perdió, algo a lo que parece estar acostumbrándose en los últimos años: Dallas Buyers Club, El chico del periódico, True Detective, Gold

Pero qué vamos a decir de él, si ya ha demostrado un talentazo -casi enfermizo- con tanta versatilidad y tanto compromiso ante la cámara. Porque en esta vida no vale con ser guapo; uno tiene que demostrar ser el mejor para llegar hasta donde este señor ha llegado -y su trabajo le ha costado, que nadie lo dude-.

Por eso, porque ya nos dejó claro cuánto vale -y parece dispuesto a demostrarlo una y otra vez-, marcamos el estreno de Gold como cita obligatoria en nuestro calendario. Y vosotros, que entendéis de qué hablamos, deberíais hacer lo mismo.
10 hábitos que te envejecen prematuramente
‘Breadcrumbing’, otro extraño término para romper con tu pareja
¿Qué es la meditación orgásmica?
¿Te gusta Breaking Bad? Pues prepárate: los zapatos de Walter White pueden ser tuyos