Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Mahershala Ali, el hombre del momento

JAVIER MAURICIO | 3/3/2017
La primera vez que vi a Modou fue en una clase de Historia. Nos sentaron juntos y me dijo que era de Senegal, que había terminado en Alcorcón porque jugaba al baloncesto y le trajo la gente de un equipo importante porque veían en él una promesa del deporte. Yo me lo creí, porque parecía muy convencido de aquello, y le respondí que yo, como él, había terminado en Alcorcón por un inesperado giro del destino: haber nacido allí y no en otro lugar del mundo.

Modou me explicó que el secreto, cuando uno juega al baloncesto, es sonreír mucho al contrario hasta que te sienta como su amigo y acabe por bajar la guardia y dejarte anotar. Eso le había funcionado. Y quizá éste fuese el motivo por el cual parecía siempre tan amable, sonriendo a diestro y siniestro, para que los profesores y los alumnos le dejasen siempre anotar con la guardia bien abajo.

Todo esto lo cuento porque Modou era idéntico a Mahershala Ali, ganador del Oscar al Mejor actor de reparto por su papel en Moonlight. Y claro, cuando lo vi tuve que correr al ordenador y buscar quién era aquel tipo para asegurarme de que no se trataba de mi amigo senegalés. Y no lo era, claro está, pero a cada foto que veía se me parecía un poco más, sin tener esto nada que ver con temas raciales de ningún tipo, por lo que me revisé su vida entera -para asegurarme del asunto- y terminé por cogerle a Mahershala tanto cariño como una vez le tuve a Modou.

Mahershalalhashbaz Ali nació en Oakland, primer dato que me hizo darme cuenta de que Modou y Ali no eran la misma persona, pues el primero me contó, durante un paseo por Segovia, que "había caído del cielo un 23 de abril de 1981, en mitad de un lugar llamado Touba". Otro dato importante fue eso del 23 de abril del 81, pues Mahershala nació el 17 de febrero de 1974.

Apareció en televisión por primera vez interpretando el papel de Trey Sanders, en aquella serie llamada Crossing Jordan. Luego vinieron CSI y NYPD Blue, aunque tenía tan pocas líneas que nadie se acuerda de esto. Suerte que Richard Tyler se fijó en él y le convirtió en uno de los protagonistas de Los 4400 durante tres temporadas, porque de ahí fue saltando a otros proyectos hasta acabar donde está ahora: El curioso caso de Benjamin Button, Cruce de caminos, Los juegos del hambre, House of Cards, Los hombres libres de Jones, Luke Cage, Figuras Ocultas y Moonlight.

Amante del hip-hop, los gatos y el baloncesto -otro punto que me hizo recordar-, el señor Mahershala no deja de subir fotos sobre esto y su ciudad, Oakland, de la que habla con el mismo orgullo que mostraba Modou cuando se le escapaba alguna historia de su perdida Touba.

Dentro de poco podrán verle en Juego de Tronos, y dicen que la cosa promete. Pero qué van a decir, si Mahershala se ha convertido en el hombre del momento, por su compromiso, su talento y su indiscutible simpatía. Quizá por esto último no puedo verle sin recordar a mi amigo, a quien echaron tras perder su beca porque el equipo ya no le necesitaba. Y entonces pienso, aunque sea una estupidez: "mira Modou, qué tío, lo lejos que consiguió llegar".
¿Cuántas dimensiones tiene el cerebro?
Lo que nunca escuchaste de Radiohead, ya a la venta
Evita el sudor ‘camisero’: es más fácil de lo que parece
Los 6 mejores trucos psicológicos para cuidar la línea